Rurales y con futuro: Juan José Edo Chiva. Rte La Bodeguetta de Casa Perito (Benlloc)

26 agosto 2020 | Actualidad

Trabajamos para ayudaros a hacer realidad vuestras empresas en los pueblos, para generar nuevas oportunidades de futuro en nuestro territorio, ilusión por lo rural. Hoy os presentamos a Juan José Edo Chiva, gerente del Rte. La Bodeguetta de Casa Perito, en Benlloc.

Hemos conversado con él y el resultado es esta pequeña entrevista que seguro puede servir de inspiración a jóvenes profesionales y emprendedores que piensan en emprender en un futuro su propio proyecto profesional.

…..

P. ¿Cómo te llamas, cuál es tu empresa y a qué sector te dedicas?

R. JUAN JOSÉ EDO CHIVA (GERENTE), CASA PERITO, SL (Rte. La BodegueTTa de CASA PERITO). RESTAURACIÓN – HOSTELERIA

P. ¿Cómo te surgió la idea de emprender tu proyecto profesional en el pueblo?

R. Asumí la gerencia del restaurante familiar en 2013. Fueron mis abuelos quien en 1975 comenzaron la andadura del restaurante. Tras su jubilación, y de ahí la la implicación de tres generaciones de la familia, mi padre ha continuado al frente del negocio durante casi 25 años hasta que yo me hice cargo de la dirección de la empresa. Afortunadamente, y pese a las circunstancias, seguimos los dos trabajando codo a codo abriendo la puerta diariamente para seguir dando el mejor servicio (el que se merecen) a nuestros clientes.

P. ¿Cuáles han sido las principales dificultades con las que te has encontrado para poner en marcha tu negocio?

R. El negocio funciona desde 1975. La mayor dificultad, siempre ha sido, especialmente para mí, la burocracia y el “papeleo”. Que con mejor o peor fortuna lo hemos ido solventando. Y el ir adaptándonos a los tiempos y a las necesidades de nuestros clientes. Ningún cambio es fácil. Y todos con el riesgo que conlleva. Pero sin duda, las principales dificultades para seguir con el restaurante ha sido el tener que enfrentarse a las diferentes crisis económicas y sociales de los años 2010 y 2012. Justo ahora, que parecía que la situación económica generada por la anterior crisis revertía, nos hemos tropezado nuevamente ante una crisis sin precedentes, ya no sólo económica, sino también sanitaria y social. Realidades que nos hacen estar en permanente cambio, y con cierta incertidumbre. Circunstancias que nos limitan y frenan para seguir ampliando nuestro proyecto como nosotros quisiéramos. Pero en el que seguimos creyendo, y por el que apostamos, como el primer día. Tardaremos un poco más en hacerlo realidad, en ampliar el negocio, pero no será por no pelarlo e intentarlo. Me gusta la hostelería, me he criado, nos hemos criado (eran otros tiempos), correteando entre las mesas del establecimiento.

P. ¿En qué te ha ayudado el Grupo de Acción Local Maestrat Plana Alta?

R.Desde el Grupo de Acción Local Plana Alta, hemos recibido información y asesoramiento sobre subvenciones y ayudas; así como formación para poder realizar nuestro PLAN de EMPRESA. Nos han resuelto todas las dudas con claridad y rapidez tanto de la solicitud y tramitación de la subvención; como también, a la hora de la justificación. A toda la ayuda recibida, que no ha sido poca, hay que añadir el excelente trato que hemos recibido. Se agradece la cercanía y proximidad cuando estas inmerso en un mar de documentos y andas un poco perdido en estos temas.

P. ¿Qué ha sido lo más positivo de tu experiencia con nosotros?

R. Valoro la experiencia como muy positiva: un trato y asesoramiento excepcional, con un resultado más que óptimo: subvención concedida, justificada y pagada. Un nuevo impulso para seguir creciendo y mejorando nuestro negocio.

P. ¿Cómo valoras trabajar en el pueblo?

R Vivimos y trabajamos en nuestro pueblo: Benlloc. Creemos y confiamos en las oportunidades de vivir en un pueblo. Lo rural, por decirlo así, vivir en un pueblo, es (ha de ser) una opción de vida: te aporta muchísima más calidad de vida, mejor convivencia,… y siempre hemos apostado, incluso en los peores momentos, por seguir avanzando y creciendo empresarialmente (físicamente también) en Benlloc. Nuestros clientes vienen desde todos los rincones de la provincia. No es un inconveniente el trabajar en un pueblo. Si ofreces buena calidad y buen servicio, si sabes referenciarte, el estar en un pueblo es un valor añadido. Nos gusta vivir en el pueblo. De hecho, nunca me he plantado vivir en otro lugar. Mi desarrollo vital, personal siempre ha estado sentado en seguir viviendo en el pueblo. Y si además, podemos contribuir a que otras personas puedan vivir, crecer y desarrollarse personal y laboralmente, tener su proyecto vital, en nuestro pueblo, como yo (como nosotros: mi familia), nos sentimos satisfechos.

P. ¿Puntos fuertes de trabajar en un pueblo, y puntos débiles?

R.Los puntos fuertes de trabajar en un pueblo los he referenciado en la respuesta del punto anterior. Respecto a los puntos débiles de trabajar en un pueblo, el tener que depender de servicios que no tienes propiamente en el municipio, y que si necesitas con inmediatez, te ves obligado a desplazarte a Castellón a adquirirlo.

P. ¿Hay algo que eches de menos respecto a una ciudad?

R.No, la verdad es que no. Cierto es que Benlloc está relativamente cerca de Castellón y bajar a realizar trámites administrativos, comprar,… no es un inconveniente. Cuando decides quedarte a vivir en un pueblo eres consciente de que los inconvenientes, que haberlos, hailos, pesan bastante menos que las virtudes que nos ofrece el mundo rural. He sido padre recientemente, y no entendería la infancia de mis 2 hijos sin la libertad de poder corretear y jugar solos en las calles,… esa la libertad: la de nuestros hijos, la de nuestros mayores, y la nuestra, no tiene precio.

P. ¿Cómo es la calidad de vida en el pueblo?

R.Creo que se podría dar por contestada esta pregunta con mi respuesta del apartado anterior… libertad, convivencia, proximidad, naturaleza, tranquilidad,… esas son las palabras que vienen a definir la calidad de vida en un pueblo.

P. ¿Qué le dirías a alguien que se esté planteando dar el paso de volver o quedarse en el pueblo para iniciar su proyecto empresarial?

R. Vivir en un pueblo tiene un mar de posibilidades y oportunidades; al que hay que añadir el factor añadido de una mejor calidad de vida. Si su proyecto empresarial es competitivo, y ofrece buena calidad, trato y servicio, vivir en un pueblo facilita además mejorar tu proyecto vital: tranquilidad, naturaleza, menos estrés,…

P. Haz una valoración de la experiencia junto al Grupo de Acción Local, cualquier cosa que nos puedas contar nos ayudará a seguir mejorando.

R. Este tipo de experiencias son necesarias en entornos rurales. Son ayudas que, evidentemente, determinan la decisión definitiva de emprender un negocio en un pueblo.