Rurales y con futuro: Mari Carmen Marzá, alojamiento rural El Secret de Marco

6 abril 2021 | Actualidad

Un espléndido alojamiento rural, amplio y acogedor, en una tranquila masía de Vall d’Alba, ideal para el descanso pero también a solo un paso de la naturaleza y de multitud de actividades de montaña. Así es El Secret de Marco, un alojamiento turístico rural al que el GAL Maestrat Plana Alta ha acompañado en su proyecto y puesta en marcha. La responsable de El Secret de Marco, Mari Carmen Marzá, nos habla de este sueño hecho realidad, y de cómo ha podido ponerlo en marcha emprendiendo desde su pueblo. En su web https://elsecretdemarco.negocio.site se pueden conocer todos los detalles de este bonito lugar.

P. ¿Cómo te surgió la idea de emprender tu proyecto profesional en el pueblo?

R. La idea surgió porque disponíamos de una vivienda herencia de la familia en la Masía La Pelejaneta y gracias a las ayudas pudimos afrontar el convertirla en un alojamiento turístico rural. 

P. ¿Cuáles han sido las principales dificultades con las que te has encontrado para poner en marcha tu negocio? 

R. Las principales dificultades han sido las económicas, ya que este tipo de proyectos suponen una muy alta inversión, posteriormente el alojamiento ha tenido muy buena respuesta. 

P. ¿En qué te ha ayudado el Grupo de Acción Local Maestrat Plana Alta? 

R. ¡Nos ha ayudado mucho! En concreto Marta Urban del GAL ha sido de gran ayuda por su dedicación, atención, profesionalidad y paciencia.

P. ¿Qué ha sido lo más positivo de tu experiencia con nosotros? 

R. Lo más positivo ha sido el trato con Marta Urban y la aportación económica sin la cual no hubiera sido posible. 

P. ¿Cómo valoráis trabajar en el pueblo? 

R. Lo valoramos muy positivamente puesto que vivimos aquí toda la familia y trabajar cerca es lo más cómodo. 

P. ¿Puntos fuertes de trabajar en un pueblo, y puntos débiles? 

R. Los puntos fuertes son la cercanía al lugar de residencia y la calidad de vida que puedes tener. Por otra parte, los puntos débiles pueden ser la falta de servicios o medios, pero todos ellos son salvables. 

P. ¿Hay algo que eches de menos respecto a una ciudad? 

R. Nunca he vivido en una ciudad, pero la disposición de más oferta cultural es algo que me gustaría. 

P. ¿Cómo es la calidad de vida en el pueblo? 

R. La calidad de vida en un pueblo como Vall d’Alba hoy en día es altísima, pienso que muy superior a la que se dispone en una ciudad.