Rurales y con futuro: Inma Beteta, Apartamentos Xert.

17 febrero 2021 | Actualidad

Uno de nuestros objetivos es dar impulso a esos proyectos rurales que generan nuevas oportunidades de empleo y de riqueza para nuestro territorio, acompañando a los emprendedores en todo el proceso. Hoy queremos compartir una de esas iniciativas, la de Inma Beteta, quien ha puesto en marcha un proyecto de apartamentos turísticos desde su pueblo, Xert. Una nueva oferta que demuestra el importante potencial de nuestro territorio y del medio rural. Hemos charlado con Inma para que nos cuente cómo nació este proyecto y cómo ha sido su experiencia, que puede ser motivo de inspiración para otros emprendedores. Se puede descubrir más de Apartamentos Xert en Instagram y Facebook en @escapadasencastellon y en la web www.escapadasencastellon.com.

P. Cómo te llamas, cuál es tu empresa y a qué sector te dedicas.

R.  Inma Beteta Jovaní, Apartamentos Xert, Sector turístico.

P. ¿Cómo te surgió la idea de emprender tu proyecto profesional en el pueblo?

R. Yo siempre he estado vinculada al sector del turismo. Estudié la diplomatura de Turismo y desde entonces es algo que me apasiona. Por otros motivos, casi nunca pude trabajar de ello, pero en 2009 mi madre rehabilitó una casa rural y desde entonces me encargo de la gestión.

En 2018 compramos una casa muy grande y fue justo cuando nos enteramos de las ayudas Leader, por lo que nos lanzamos a preparar todo el proyecto y a solicitarla. Y, por fin, a finales de 2020 vieron la luz los Apartamentos Xert (El Molinar y L´Auvelló).

P. ¿Cuáles han sido las principales dificultades con las que te has encontrado para poner en marcha tu negocio?

R. Las principales dificultades han sido que es un proyecto muy complejo que, en mi caso, requiere de mucha documentación, y al ser en dos fases, se ha alargado mucho en el tiempo, pero ahora una vez terminado, estamos orgullosos de ello.

P. ¿En qué te ha ayudado el Grupo de Acción Loca Maestrat Plana Alta?

R. En todo. Primero en el asesoramiento de cómo empezar el proyecto y qué hacer para presentar todo lo necesario, y durante este tiempo, cualquier duda o consulta, Marta siempre ha estado ahí para ayudarme y que los Apartamentos Xert puedan ver la luz.

P. ¿Qué ha sido lo más positivo de tu experiencia con nosotros?

R. Lo más positivo son todos los conocimientos y experiencias que, directa e indirectamente, se adquieren y por supuesto el conocer nuevas personas que te acompañan en el proyecto y la relación que se establece con ellas.

P. ¿Cómo valores trabajar en el pueblo?

R. Un privilegio. Desde los 18 años, por motivos laborales y personales, vivo en Castellón, pero todos los fines de semana y vacaciones siempre vuelvo, e incluso algún día entre semana. En un futuro, esperamos que sea muy pronto, la intención es volver a vivir allí. Tenemos a toda la familia en Xert, además de otros negocios paralelos, una agencia de viajes y una empresa de rutas de bicicleta que tengo en el municipio.

P. ¿Puntos fuertes de trabajar en un pueblo, y puntos débiles?

R. Como puntos fuertes, podemos mencionar la tranquilidad, la ausencia de tráfico, de prisas para ir a cualquier sitio, aglomeraciones, etc. También es muy fácil encontrar ayuda de otras personas al conocer a todo el mundo y ser la gente mucho más cercana. En general todas las cosas se simplifican más respecto a una ciudad.

Como puntos débiles destacaría que, al haber poca gente, algunos servicios y actividades no se pueden desarrollar como deberían.

P. ¿Hay algo que eches de menos respecto de una ciudad?

R. La verdad es que no. Mucho de lo que hay en la ciudad, lo puedes encontrar en Xert y si no, tienes otros pueblos muy cerca. Además, Castellón está a una hora de viaje y con la buena carretera que hay, no hay problema el desplazarte.

P. ¿Cómo es la calidad de vida en el pueblo?

R. Vivir en un pueblo supone un notable incremento de la calidad de vida, con respecto a la ciudad, que queda patente en muchos aspectos. En general, es más barato vivir en un pueblo que en una ciudad, es mucho más saludable y tranquilo, y hay menos contaminación y mayor contacto con la naturaleza. También para los niños es mucho mejor vivir en un pueblo, ya que les permite ser más autónomos y no depender de los adultos para hacer algo tan habitual para un niño como es ir a jugar. La gente es más cercana y es muy fácil encontrar ayuda para cualquier cosa.

P. ¿Qué le dirías a alguien que se esté planteando dar el paso de volver o quedarse en el pueblo para iniciar su proyecto empresarial?

R. Que no se lo piense dos veces, que actualmente los transportes, las nuevas tecnologías y el cambio de mentalidad que se viene produciendo desde hace un tiempo, hacen que las diferencias entre emprender en un pueblo o en una ciudad sean insignificantes.

P. Haz una valoración de la experiencia junto al Grupo de Acción Local, cualquier cosa que nos puedas contar nos ayudará a seguir mejorando.

R. Valoro de forma muy positiva la experiencia junto al GAL, y como cosas a mejorar, desearía que todos los trámites burocráticos se simplificaran, aunque quizá esto no dependa del GAL, sino de los estamentos superiores de la administración.